El Real Madrid se deja lo mejor para el final

Lo mejor, para el final. Eso hizo el Real Madrid para ganar en su visita a Lugo (73-80), siempre complicada. La temporada pasada perdi por 24 puntos, la mayor desventaja en la era Chus Mateo. Este vez lleg a ir perdiendo por 12 en dos ocasiones (24-12 y 54-42), pero un gran ltimo cuarto le acab dando el triunfo, el primero a domicilio despus de cuatro derrotas consecutivas. Fue cuando se olvid que la Copa est a la vuelta de la esquina, aument la intensidad defensiva y aparecieron sus referentes.

Tavares, que no haba anotado hasta el descanso, acab con 13 puntos y fue demoledor en el periodo final. Hezonja, que lleg en blanco al ltimo acto, sum seis ah y result determinante en la defensa a un sensacional McLemore (21 puntos). Campazzo, impreciso durante casi todo el encuentro, estuvo sobrio en la direccin y meti nueve puntos en los ltimos 10 minutos. Fueron las tres patas en las que se apoy el Madrid en los instantes decisivos. Antes lo haba hecho en los cinco triples de Llull.

El Ro Breogn no obtuvo el premio a su enorme esfuerzo y sigue en el de la clasificacin. Su calurosa aficin tampoco se llev un alegrn. Ni siquiera le consol el regreso de Musa, su antiguo dolo, al que se vio sobreexcitado (10 puntos con 3/14 en triples). McLemore hizo soar a los locales y Sakho emergi en el tramo final para mantener las opciones, pero las prdidas ante la mejorada defensa del Madrid les acabaron condenando.

Los blancos, quizs distrados por la inminente Copa, salieron desacertados. Eran incapaces de cerrar el rebote ante la fe lucense y abusaban del triple pese a no tener su da. Fueron unos cuantos los lanzamientos que no tocaron ni el aro. McLemore ya era una amenaza y Juan Fernndez fue el cmplice que puso un sorprendente 24-12. El Madrid encontr en Musa y los triples de Llull la solucin a su atasco. Entre los dos dieron la vuelta al marcador (36-37), pero temporal. Al descanso mandaban los locales (42-39).

A los primeros puntos de Tavares en el partido, le sucedi un parcial de 12-1 que volvi a fijar una mxima de 12 puntos (54-42). Llull sali de nuevo al rescate, esta vez en compaa del coloso madridista. Justo los dos recin recuperados de sus lesiones. Parece que llegarn bien a la Copa. Al Breogn, con McLemore bien sujeto ahora, le mantena Sakho.

Las prdidas gallegas al inicio del ltimo cuarto provocaron un 0-6 que adelant al Madrid (57-60), pero el marcador del ltimo cuarto fue una montaa rusa, con minutos en los que nadie fallaba. Tavares, ahora s, era determinante con siete puntos seguidos. Despus le tom el relevo Campazzo, con complicadas entradas a canasta y alguna asistencia. Y remat Hezonja, recuperando balones y llevando el marcador hasta el 71-76 antes de atrapar un rebote clave. La ltima canasta fue suya. Un enorme mate. Como todo su equipo, el alero croata haba dejado lo mejor para el final.



Source link

Leave a Comment